jueves, 4 de junio de 2015

Animal enorme
Escondido entre la oscuridad
Animal eterno 
De dientes afilados
Te ríes de nosotros
los pobres hueones
Que llenamos el aire
con chirridos de dientes

tu  capote es la noche   
y El dolor es el límite de nuestra mirada
el dolor es nuestra pobre unidad de medida 

No alcanzamos a leer  nuestros nombres

Cuando sin previo aviso sales de algúno 
de los pliegues de la oscuridad
y con guadañazo certero
haces rodar nuestras cabezas
tan llenas de sueños y humo.
Muestra tu soberbia ahora
que entregas tu cuerpo en sacrificio
ahora que entre mis dedos
se tensa el azabache de tu cabello
y desde  tu boca
brotan gemidos de animalito 

ahora 
que mi lengua se bebe
con caricias de cuchillo
el sudor que baja 
por tu espalda arqueada.